Después de Clases

Un día escolar típico para los estudiantes que asisten a las escuelas públicas de Guatemala está limitado a entre 4 y 5 horas de clase por día. Esto deja a los estudiantes con bastante tiempo libre no estructurado que deberían dedicar para el desarrollo de sus conocimientos, habilidades y comprensión del mundo que los rodea. En la Zona 3 de la Ciudad de Guatemala, hogar del Relleno Sanitario de la ciudad, donde la mayoría de las familias obtienen sus ingresos recolectando materiales reciclables y vendiéndolos, los estudiantes son aún más susceptibles a los peligros en sus comunidades cuando no están en la escuela. Plantando Semillas reconoce la necesidad de proporcionar a los estudiantes un poco de estructura en su tiempo libre a través de actividades atractivas, divertidas y constructivas. Nuestro programa después de clases involucra las habilidades de pensamiento crítico de los estudiantes y los alienta a continuar su educación a través de juegos interactivos y actividades.

Nuestro programa después de clase incluye actividades y juegos diseñados para mejorar las siguientes habilidades en los estudiantes:

  • Expresión creativa
  • Razonamiento lógico y
  • Habilidades matemáticas
  • Desarrollo de habilidades motoras
  • Habilidades de lecto-escritura
  • Pensamiento estratégico
  • Valores como compartir, el respeto y la responsabilidad
  • Habilidades de colaboración y trabajo en equipo

El núcleo del enfoque de Plantando Semillas está en romper el ciclo de pobreza a través de la educación. Creemos en que la educación no debería ser restringida a un ambiente de clase y que los niños, los jóvenes y los adultos deben ser alentados a aprender fuera del horario escolar también. Nuestro programa después de clases es solo otra faceta de Plantando Semillas cuya programación se centra en construir comunidades resilientes  y darles las herramientas para que estén a cargo de su propio desarrollo.